Électrovannes d’arrêt

Trust Lucas

Nuestras electroválvulas de parada maximizan la seguridad porque están fabricadas con los materiales más sólidos y se han diseñado para resistir la vibración y el calor constantes.

Las electroválvulas de parada son cruciales para la seguridad. Los motores diésel se accionan por compresión, no por chispa, por lo que si una pieza está defectuosa, la única manera de detener el motor es cortando el suministro de combustible. Las electroválvulas de parada se activan en caso de avería (se colocan en la posición de «desconexión»), de modo que no llegue combustible al motor. Por eso, al contrario de lo que ocurre con electroválvulas de menor calidad, las nuestras responden a las exigencias más altas y se fabrican únicamente con los mejores materiales.

Proveedores